Consejos para ahorrar mientras trabajas

El dinero no es lo más importante de la vida, pero como ayuda, es importante ahorrar dinero para no tener problemas económicos, lo ideal es ir guardando dinero para tener una vida tranquila, sobre todo ahorrar para la jubilación, y hay bancos como la caixa que te ayudan con eso, pues llega un momento donde quieres acostarte y descansar y cuidar a los dientes.

El trabajo te marca un ritmo de vida, a veces el tiempo no es suficiente, pero es ideal tener planes para que el dinero no falte, nunca, a veces el trajín del día a día puede hacer que gastemos dinero de forma innecesaria.  En este artículo te daremos algunas pautas y consejos para ahorrar mientras estás trabajando.

Sigue los siguientes consejos y podrás ahorrar muchísimo dinero:

Lleva tu propio almuerzo

Comer en la calle es una verdadera pérdida de tiempo, hacerlo todos los días puedes hacerte perder una buena cantidad de dinero en una semana. Lo mejor es que cocines tu propia comida y la lleves al trabajo. Si crees que te dará hambre durante el día compra algunas nueces, frutas y cargalos en pequeños compartimientos o contenedores.

Para que sea mucho más fácil, lo que debes hacer es ir de compras el domingo, cocina grandes cantidades y guárdalas en el congelador, en cinco contenedores distintos.

Ahorra el 10% de tu salario

Cada vez que te depositen tu quincena, separa un 10% de esta y déjalo por ahí guardadito, no lo toques a menos que haya una emergencia y no querido, esos zapatos que están de rebaja en la tienda no son una emergencia. Si no sabes cuánto es el 10% de tu salario, no te preocupes es muy fácil de saber, lo único que tienes que haces multiplicar la cantidad de tu sueldo final por 10, el resultado que tendrás es el 10% por ejemplo si tu sueldo es 5000 lo multiplicas por 10 y te da 500, esto es lo que debes guardar.

Guardando de poco en poco a la larga tendrás un monto bastante elevado que te va a servir para cubrir algunas deudas.

Moderación

Es normal que cuando te paguen quieras gastar en de todo un poco, pero por amor a Dios modérate, no lo gastes es mejor que los administres, anota en una libretita los gastos primordiales, que debes realizar, así verás como tu dinero se mantiene fluyendo de forma constante y a final de quincena aun te queda algo para pagar.

Abandona las tarjetas de crédito

Párate ya mismo y córtalas con una tijera, o metelas en un recipiente con agua y ponla a congelar para que no las úsese de forma seguida. A menos de que seas un comprador responsable, no uses las tarjetas continuamente, pues esto genera un gasto perpetuo que puede durar años, así que por favor antes de pasar la tarjeta como si no hubiese un mañana mejor piensa con responsabilidad.

Piensa antes de comprar

No porque tengas dinero, debes comprar todo lo que se te atravesé, a veces es bueno detenerse un momento, ver qué fue lo que te llamó la atención y preguntarte ¿De verdad necesito esto? Si la respuesta es un si irrefutable entonces cómpralo, si la respuesta es no, entonces déjalo ir.