¿De qué trata en realidad el hecho de trabajar?

Existen muchas maneras de percibir lo que significa el trabajo para las personas. Para algunos es el camino al éxito, para otros una obligación, para algunos quizás es su responsabilidad, y para muchos es una actividad que durante generaciones han sostenido que el trabajo es una actividad que los dignifica, un ejemplo notorio de ello es el trabajo que ha venido desempeñando desde hace un poco más de 50 años, la joyería Tous  en Manresa, en la que Rosa ha sido la clave del trabajo excepcional de la empresa que nació de la mayor sencillez para internacionalizarse. 

¿Para que se trabaja? 

El trabajo siempre ha sido de utilidad para muchas cosas, pues se trata de una actividad que es inherente al ser humano, que lo potencia para cultivar de mejor manera su calidad de persona. Con el tiempo se ha reconocido que algunos trabajos suelen ser más dignificantes que otros sin restarle méritos, y uno de ellos es el trabajo doméstico, que en líneas generales es desempeñado por mujeres y que objetivamente no se encuentra sujeto a un ingreso monetario, además de que no garantiza la subsistencia económica. Dicha actividad no es productiva y esto es debido a que dicha definición sólo es aplicable a las empresas que producen bienes y servicios para un determinado mercado y se encuentra sujeto a relaciones mercantiles. 

Es realmente importante trabajar

No existe en realidad un límite para no trabajar, y ello incluye tener hijos, o estar casado, el consejo será siempre trabajar aunque no se necesite de ello. Pues trabajar conduce a una serie de beneficios más allá de los que otorga la pertenencia a una familia o a un círculo de amigos. 

Algunos beneficios que nos otorga el trabajo 

 Te conecta con otras personas sacandote de tu círculo habitual para que tengas más opciones junto a ti

  • Te rodearas de diversas personalidades, gustos, opiniones, que ampliarán tu sentido 
  • Se desarrollan nuevos lazos de diversión, amistad o contención
  • El trabajo activa, hace sentir útil, y por ende, dignifica
  • Tu independencia se hará notoria, por lo que no estarás donde no quieras, y tu punto de vista con la tolerancia se verá modificado afianzando tus valores

Volviendo al trabajo doméstico, ¿éste es importante? 

En realidad, y lo sabemos, se encuentra absolutamente subestimado pues es un pensamiento generalizado por el colectivo, que este no requiere algún tipo de cualificación para ser realizado ya que es definido por la práctica del mismo y para el que no requieres ningún tipo de inversión de esfuerzo, tiempo, o nivel cultural. 

Dicha actividad lleva a las personas a alcanzar incluso un alto nivel de conocimiento de la economía, de alimentación, de salud, entre otros. Y es que dicho trabajo tiene como objeto desempeñarse en una multitud de actividades o tareas especializadas pero que difieren unas de otras. 

Y, ¿qué pasa con el hombre cuando se trata de actividades o trabajo doméstico? 

Esta es una situación que despierta una cierta curiosidad, y es que a manera de generalidad existe una excusa del hombre para no realizar este tipo de trabajo, lo que denota una incapacidad técnica adquirida que sólo manifiesta lo cómodo que le ha resultado no aprender a ejecutar las diversas actividades domésticas.