El trabajo de las tecnologías del presente

Esta no es una idea reciente, ya había sido predicha por Arthur C. Clarke y Stanley Kubrick dentro de su novela y en la película de 2001. Para entonces, se pensaba que el futuro de las máquinas se encuentra en el poder mantener una conversación y poder relacionarnos con ellas de una forma similar a como se hace en estos días con las personas. Pero ya sabemos que los últimos acontecimientos nos indican que el futuro se encuentra aquí y ahora.

Siendo de esta manera, la conjunción de diversas tecnologías y entre ellas la inteligencia artificial, junto al almacenamiento en la nube, el manejo de grandes volúmenes de información conocido como big data, el procesamiento de voz natural o PNL y el aprendizaje automático o machine learning, ha permitido que el trabajo de las máquinas no solo llegue a entendernos al momento de hablar, sino que también lo hagan cada día de mejor manera en la medida en la que se usan.

Las anteriores tecnologías solo han permitido la estimulación del desarrollo, tanto de los chatbots como de los que funcionan como asistentes virtuales. Por chatbots podemos entender que se trata de plataformas cuyo trabajo es mantener una “conversación”, que normalmente se realiza por texto, por medio de servicios de mensajería instantánea o bien, a través de los sistemas de chat que contiene una web. En cuanto a los asistentes virtuales, su trabajo se enfoca en un servicio de inteligencia artificial que nos posibilita la “conversación”, lo que de manera habitual es por voz, y acompañado de diversos interlocutores. En el caso de los asistentes virtuales, los más conocidos al momento de realizar este trabajo son Siri p0ara quienes poseen dispositivos iPhone y Ok Google para quienes cuentan con sistemas Android. Aunque existen otros más como Cortana en Microsoft, Bixby en Samsung, Alexa en Amazon o Aura en Telefónica, solo por citar algunos.

Cuando se trata de la banca online, estas echan mano de las aplicaciones con el fin de ofrecer un mejor servicio a sus clientes son innumerables. En el concreto caso de CaixaBank, ha sido la gran pionera en la aplicación de la inteligencia artificial enfocada en la atención al cliente al lanzar en 2017 su primer chatbot por medio de imageBank, mientras que en 2018 pasó a ser la primera entidad financiera en disponer de un asistente virtual en Amazon Alexa y Google Home, se trataba de Neo, el cual es el asistente virtual de CaixaBank.

Pero además, también disponible de aplicaciones como CaixaBank Now y Broker Now, y en la web CaixaBank Now, Neo se presenta como capaz de dar respuesta a más de 400 preguntas frecuentes enfocadas en las operaciones que habitualmente se realizan en CaixaBank, el mismo cuenta con una voz fluida y natural al momento de mantener una conversación. A el se le puede, por ejemplo, solicitar ayuda al momento de consultar el saldo, una cotización de las acciones, los últimos recibos, contratar algún producto financiero, o quizás hacer diversas consultas sobre productos o servicios del banco.