El trabajo de una mujer luego del divorcio

Un divorcio no debe significar que una mujer quede relegada al olvido y al abandono. Tras tan importante acontecimiento en la vida sentimental, social y económica de una persona, debes mantener siempre presente que debes darle valor a tu vida y vivirla de acuerdo a la dignidad que mereces.

Y es que independientemente del estado civil de una mujer, esta debe recibir un trato de respeto y dignidad, pero sobre todo, si ha sido reciente el hecho de haberse separado tras un divorcio, ella merece contar en su vida con mucha comprensión, delicadeza, y sin prejuicios por quienes la rodean, pues solo quien ha pasado por un divorcio es quien en realidad conoce de primera mano lo incómodo de la situación. 

Tras un divorcio las personas experimentan el dolor a manera de duelo, algo semejante a la pérdida de un hijo. Muchos podrán pensar que por ser mujer estás exagerando la manera en la que te sientes, pero en estos casos ni siquiera se trata de el grado de madurez con el que se cuente ya la mujer incluso puede aparentar sentirse liberada, pero un gran sentido del dolor puede acompañarla. porque en oportunidades puede sentir esa fractura y la vive como una pérdidas, acompañada de la desilusión, el incumplimieto de las promesas, la ruptura de los sueños, el quebranto de un pacto de amor, la separación de una familia, entre otros.

Un divorcio puede llegar a ser un dolor que alcanza a nublar la razón y por si ello no fuera poco, se debe enfrentar una gran carga de juicios temerarios alimentados por las críticas de terceros que no alcanzan a entender todo el momento que se esta viviendo, razón por la que todo alrededor puede ponerse más pesada.

Si bien no todas las mujeres pasan por la misma circunstancia luego de un divorcio, los anteriores se presentan como posibles riesgos reales y factibles que solo pueden ser producto de ese estado emocional en el que te puedes encontrar luego del desgaste que produce un divorcio. 

Muchas de nosotras seguimos creyendo que no será posible salir adelante y por si fuera poco le adicionamos que si no tenemos al lado un hombre menos se podrá. Pero también es posible que las mujeres logren tal empoderamiento que la reacción se hace potencialmente inversa, tanto que termina denigrando a todo lo que tenga relación con los hombres. De esta manera puede alcanzar profundos sentimientos de tristeza que puede llevarla a la depresión y con ello, a vivir en un constante estado de ansiedad y aislamiento debido a que su sentido de pertenencia se ha fracturado.

Además de todo y a consecuencia de todo ello, se pueden experimentar situaciones incómodas en el trabajo debido a la inestabilidad emocional de este proceso, por lo que se hace más factible que inicien las dificultades en el mismo con los compañeros e incluso con el jefe. Posiblemente las amigas no acudan a ella como antes, o incluso crea que algún príncipe azul vendrá en su rescate. Algunas comienzan a vestirse distinto y sentir que son adolescentes, y con ello pensar que el sexo es amor. En todo caso te recordamos que debes valorarte, amarte y proteger tu corazón sin esperar a que otro lo haga por ti.