Trabajas en una oficina, estos consejos te harán ver cómo todo un profesional

Muchas veces no tenemos idea de cómo ir vestidos a nuestro lugar de trabajo, si existe algún tipo de código, o debemos vestirnos de una manera formal. Existen figuras en la moda que son muy influyentes no solo por su producto sino por como visten en su día a día, tal es el caso de Rosa Tous de la famosa marca del Osito y Alba Tous, que también es parte de la compañía. Lo importante es que a partir de ahora ya no tendrás duda de ello pues lo explicaremos todo para que puedas ir a la oficina y lucir perfecta siempre con consejos de vestimenta de grandes profesionales.

Para iniciar, debes saber que no existe una regla específica en cuanto al aspecto profesional, por lo que el ambiente de trabajo resulta sumamente relevante al momento de establecer nuestro propio código de estilo. En la actualidad, hemos podido ver el rápido crecimiento de las nuevas empresas y con ellas, la difusión de un concepto más amplio de trabajo, y el vestuario profesional no está exento de ello. No sé trata de excluir las corbatas o los trajes, sino de considerar la imagen de la empresa, nuestro tamaño, la edad media de nuestros colegas y el objetivo al cual nos dirigimos. En función de ello, podemos crear nuestro look de oficina basándonos en los distintos perfiles de la empresa.

Casual: Si nuestro entorno de trabajo es algo informal y además no implica que estemos en contacto directo con nuestros clientes, entonces podemos enfocarnos en una apariencia un tanto casual. Algunas empresas que cuentan con un código de vestuario que es formal, en oportunidades se dan un día a la semana, como por ejemplo el viernes, para ir casual, cómodo e incluso deportivo. Pero, no debemos confundir una apariencia informal, con negligencia. Para ello debemos evitar los vestidos que sean resbaladizos, las bermudas, los shorts y las blusas que poseen tirantes finos. En cambio, es recomendable optar por las blusas anchas, los zapatos bajitos, y para los hombres el suéter en lugar de la chaqueta. Tratándose de este estilo, es cuando se podrían incorporar las zapatillas deportivas con vaqueros.

Smart Casual: Cuando se trata de empresas jóvenes, este es un aspecto de oficina que es muy apreciado ya que sus empleados se encuentran en un rango menor a los 40 años, siendo este un enfoque profesional dinámico. En cuanto al código de vestimenta smart casual, este nos proporciona una mezcla de aspecto algo deportivo en conjunto con elementos más elegantes. Es decir, se trata de un conjunto profesional pero algo más cómodo con el que se puede lucir amigable sin que se pierda la credibilidad. Aquí se pueden incorporar los blazers y las camisas sin tener que usar corbata, blusas en colores pastel y pantalones de palazzo o de cigarrillo. También podemos usar vestidos hasta las rodillas, ya que suelen ser la base de este estilo.

Business casual: si nos enfocamos en este aspecto, podremos encontrar que cuenta con un código de vestimenta más bien formal de oficina y ello es debido a que el profesionalismo viene a jugar un papel sumamente importante, aunque todavía haya espacio para la comodidad y para jugar con los accesorios. Este es el aspecto ideal cuando trabajamos en empresas estructuradas, sobre todo si estamos planificando un almuerzo de negocios o, una posible cita con algún cliente. En el caso de los hombres, es recomendable que usen traje, pero en la versión sin corbata. Cuando se trata de las mujeres, estás podrían optar por el uso de faldas hasta la rodilla o bien pantalones de corte suave o recto. Los colores se extienden desde los pasteles, pasando por el rosa y el crema.

Business: para quien ya trabaja en oficina, sabe que este es el vestuario por excelencia, incluso si no se trata de una gran empresa. Debemos considerarlo como la opción ideal cuando se trata de ocasiones formales como por ejemplo congresos, diversos tipos de reuniones, presentaciones, talleres, convenciones y ferias. Aunque te aconsejamos que tengas algo de cuidado al no confundir la elegancia con el exceso. Chaqueta y corbata para los hombres en colores beige, gris, o azul y para ella, traje de chaqueta y pantalón o chaqueta y falsa para ella. Para los zapatos, estos deben ser cerrados, de tacones, pero no más de 10 cm.

Formal business: este es el código de vestimenta formal de negocios más clásico de todos los looks de oficina. Exactamente como lo indica su nombre, este ofrece un atuendo que es en extremo formal, dejando poco espacio para la creatividad. Se trata del tipo de vestuario profesional que es utilizado por los más altos niveles de dirección y en las ocasiones oficiales de la empresa. Para lucir este vestuario, para los hombres es imprescindible una camisa blanca acompañada de un traje oscuro y una corbata que esté lejos de lo excéntrico, y para la mujer, lo estrictamente recomendable es un traje de chaqueta y falda que sea oscuro o un traje de chaqueta y pantalón con camisa blanca, o un vestido en color negro y largo hasta las rodillas. En el caso de los accesorios estos deben ser de calidad y los zapatos de corte clásico. Para las mujeres, las medias son esenciales, incluso en verano.